Biografía:

De pequeña, tuve la evidencia de que la vida es cambio y movimiento. Que la vida es impermanente. Seguramente esta vivencia y mi propio proceso de autocrecimiento me han traído a trabajar- hoy como terapeuta/psicóloga.  

Siempre he sentido una fuerte atracción hacia el niño interno de las personas, a menudo, olvidado, desterrado, desorientado o poco cuidado. 

Me gusta acompañar a la persona en un espacio de confianza y seguridad, para que encuentre sus propias respuestas a sus dificultades. Le doy herramientas para poder transformar los momentos de crisis en oportunidades para crecer y descubrirse. 

En mi acompañamiento tengo en cuenta a la persona en su totalidad, es decir, a los tres centros de inteligencia o conciencia: el del pensamiento, el de la emoción y el corporal o instintivo. Según mi punto de vista, es interesante que validemos y escuchemos estos tres centros de información por un igual, de manera que las respuestas que necesitamos o buscamos, fluirán y podremos ser coherentes y congruentes con lo que pensamos, sentimos y hacemos. 

Siento mi profesión como un privilegio, el privilegio de poder acompañar a estos niños internos, en un tramo de su viaje, que es la vida. Para mí, cada historia es como un tesoro. Siento un inmenso respeto por cada persona que ha depositado en mí la confianza de compartir su intimidad y mucho agradecimiento. 

Todo lo que ofrezco en la práctica terapéutica es fruto de aquello que me han ofrecido a mi y me han enseñado los muchos maestros que he tenido en el transcurso de mi aprendizaje profesional. Y también resultado de lo que me ha enseñado la vida y he aprendido de mis propias hijas, de mi marido, de mis padres, hermanos y amigos. ¡Gracias! 

Currículum Vitae:

  • Licenciada en Psicologia